Bajar la siniestralidad en las vías, nuestro compromiso ciudadano

 

Son altas las cifras de accidentes que existen en nuestras vías según recientes reportes de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). Solo el 2016 se registraron más de 192 mil siniestros de tránsito, el 2017 más de 186 mil y en lo que va de este año más de 55 mil incidentes.

En Ecuador la siniestralidad víal es alta y nosotros como ciudadanos responsables tenemos que lograr bajar esas cifras. ¿Cómo podemos contribuir para lograr  este objetivo entre todos los ecuatorianos?

Por un lado, es importante nuestro compromiso con las siguientes sugerencias que buscan disminuir la siniestralidad. Ponerlas en práctica es el primer paso. Por el otro, es necesario que difundamos los mensajes de estos consejos para lograr juntos un “Ecuador Seguro” en las vías. ¡Así que empecemos!.

☑ Mantenerse informados
Leer información diversa y actualizada es importante para recordar principios básicos sobre cómo debemos comportarnos mientras conducimos o mientras caminamos por las vías. La principal causa de los siniestros vehiculares en todo el mundo ha sido la desinformación y una falta de práctica de lo que nos enseñan en educación vial.

Si queremos modificar nuestros malos hábitos de conducción (e.j. Rebasar en curva) o malos hábitos peatonales (e.j. No utilizar los puentes de cruce) hay que  empezar por desarrollar una cultura vial que fomente nuestra seguridad. La mejor forma es una lectura frecuente buscando consejos, tips, recomendaciones que podemos encontrar en varios medios. Uno de los más utilizados es el Internet.

En el Ecuador se recomienda visitar periódicamente el portal habilitado por la Comisión de Tránsito Nacional para educación vial. Donde se pueden hacer preguntas y leer artículos interesantes sobre como ser un conductor y peatón más responsables. En torno al aspecto legal para estar informado sobre reformas y noticias la Agencia Nacional de Tránsito tiene avil su portal de comunicación. Aquí podemos saber cuáles fueron las últimas reformas y cambios que se han dado en torno a la ley.

☑ Ser concientes de nuestro límites
Los conductores muchas veces no son somos conscientes de la relevancia que tiene nuestra salud cuando conducimos. En el Ecuador la somnolencia, la fatiga y el estrés ocupan la 13va posición de causas de siniestros viales.  ¿Qué nos aconsejan los expertos?

Ellos sugieren NO conducir en cualquiera de esos estados y si pensamos en movilizarnos, es adecuado utilizar la ayuda de terceros. Por ejemplo, se puede recurrir al transporte público, se puede solicitar un aventón de un vecino o amigo. Incluso se puede solicitar asistencia profesional de un chofer que conduzca nuestro vehículo.

☑ Ser conscientes de los “Otros”
Como peatones o conductores debemos ser conscientes que no somos los únicos en las vías. Generalmente, es recomendable conducir defensivamente.  ¿Qué implica esto? Es decir, obedecer las señales de tránsito que se encuentran en las vías, mantener la distancia respecto a otros conductores y respetar a los peatones que transitan por las calles.

Igualmente, como peatones debemos tomar precauciones al caminar. La mejor forma de lograrlo es respetando las señales de tránsito y manteniéndonos alertas ante los peligros (e.j. Un conductor imprudente) que se presente de forma imprevista.

☑ Reclamemos una infraestructura vial adecuada
Los municipios son los agentes responsables de un buen mantenimiento vial. Recurramos a través de nuestras organizaciones barriales o de urbanización, solicitar una infraestructura adecuada. Los municipios cuentan con espacios donde se receptan nuestras peticiones.

Incluso, una reciente alianza entre la Agencia Nacional de Tránsito y los Municipios ha abierto espacios de educación para reducir la siniestralidad vial. Por ejemplo, para el caso de Quito se puede hacer contacto con la Secretaría de Seguridad para solicitar más información.

Anexos de nuestro artículo:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asistencia Vehículos: 1800 - 987 - 000 / 09 99 38 22 38    Servicio al Cliente: 1800 - 222 - 000